23/04/2019
15/04/2019 - 08.30hs - Política

Bajo la conducción de CFK, la oposición avanzó hacia la unidad en Avellaneda

Fue tras la inauguración de una pileta olímpica climatizada en el parque Domínico. Estuvieron presentes varios dirigentes locales.

Con fuertes críticas al Presidente y a la Gobernadora, la oposición se reunió en Avellaneda el sábado para mostrarse ‘Unidos por la Provincia’, caminar hacia la unificación de posiciones para en diciembre cambiar de gobierno con la conducción de Cristina Fernández de Kirchner.  

Frente a cientos de fervorosos militantes, el diputado nacional peronista, Fernando Espinoza, fue el primero en tomar la palabra y aseguró: “Hoy empieza una nueva etapa, estamos construyendo un nuevo espacio para cambiar la provincia hacia adelante, hacia el futuro y no hacía atrás”.

Remarcó el deseo que la ex presidenta sea la próxima candidata, dijo que esta será una elección de clases que defenderán a la clase media, a los trabajadores, a los jubilados al tiempo que sostuvo que “el diez de diciembre se van, Macri y Vidal ya fracasaron. Convocamos a todos los que no están convencidos”.

Luego, su sucesora como intendenta de La Matanza, Verónica Magario, afirmó que la política es para transformar y hacer el bien por lo que pensó que “hoy tal vez como en 2001 lo único que quieren decir es que la política ni sirve para nada. Sirve para dar trabajo, educación, salud (…) Es hora de que vuelva a gobernar el peronismo y devuelva los derechos a todos”.

Mientras, apeló a la unidad de todos y a convocar a todos los sectores que quieren transformar y decir basta: “Los comprometo a que digamos basta a este modelo que nos ha endeudado y quitado la posibilidad de vivir. Sí hay esperanza porque hay una oposición comprometida”, arengó.

Su par de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, resumió: “Acá comienza la nueva etapa del peronismo de la Provincia de dejar las diferencias de lado, están todos los hombres de bien que quieren que esta Provincia dormida vuelva a arrancar”.

Interpeló a aquellos que discuten la conducción de Cristina y les dijo que en las recorridas por los barrios la gente extraña y quiere a la ex presidenta porque con ella vivían mejor. “Dejemos todas las diferencias de lado, en la Provincia hay otro camino y lo estamos construyendo juntos”, manifestó y sentenció: “Que este diez de diciembre vuelva a gobernar en la Argentina una gran presidenta que se llama Cristina”.

Después, el diputado nacional y ex viceministro de Economía, Axel Kicillof, en línea con su discurso en Lanús, habló de un fracaso histórico, criticó los aumentos de tarifas, la baja de salarios, ajustes a los jubilados y en salud, le pegó a la Gobernadora y la llamó “María Eugenia Virtual porque gobierna por Twitter”, levantó a la militancia y la calificó como el arma más poderosa y diferencial que tienen como oposición.

“Tienen dos ideas, la primera es dividir a los dirigentes opositores, esa idea fracasó y lo demuestra hoy Avellaneda, tenemos la unidad de todos los sectores de la oposición para ganar la próxima elección. La segunda es sacarse la responsabilidad de encima, nunca vi a un gobierno mentir tanto para ganar una elección”, consideró.

Como uno de los precandidatos a gobernador, arremetió contra Vidal: “Cada vez que se conoce una política de Macri te corta la cabeza y Vidal te pone una curita. Votar a Vidal es votar a Macri”.

El cierre del acto estuvo en manos del también diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, quien con un discurso muy ameno se mostró conciliador y decidido: “No tenemos que señalar como votó cada uno en 2015 sino cómo va a votar este año”, dijo para ablandar a la militancia más dura y en busca de arrepentidos.

Además, comparó a De la Rúa con Macri y a ese nefasto 2001 cuando dijo que ambos fueron jefes de Gobierno de la Ciudad que llegaron a la presidencia y llevaron a cabo los dos ajustes más duros sobre el pueblo argentino. Advirtió que “Néstor Kirchner dejó un gobierno en manos de una compañera que aguantó todo” y enfatizó en que “no hay nombres ni apellidos milagrosos sino que tiene que haber un pueblo consciente, van a venir buenos tiempos, no bajen los brazos, no dejen que quiebren su autoestima porque el 27 de octubre se van”.

Previamente, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, inauguró una pileta olímpica climatizada en el parque Domínico.

La presencia de Felipe Solá, Victoria Donda, Leonardo Grosso, resaltó de entre los presentes que incluyó a Hugo Moyano, Daniel Scioli, Roberto Baradel, Hugo Yasky, Martín Sabbatella, Leopoldo Moreau, Mayra Mendoza, Wado De Pedro, Magdalena Sierra, el Chino Navarro, el presidente del PJ e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray; entre otros tantos intendentes y legisladores provinciales y nacionales.

Del orden local, estuvieron presentes el senador y presidente del PJ, Darío Díaz Pérez; el precandidato a intendente y concejal, Edgardo Depetri; el ex viceministro de Justicia, Julián Álvarez;  el dirigente del Movimiento Evita, Agustín Balladares; el referente del Frente Productivo, Daniel Moreira; la precandidata a intendenta, Verónica Dell’ Anna; el referente de la Eva Perón, Ezequiel Berrueco; el vice del PJ, Ismael Alé; Héctor ‘Lolo’ Vélez; Hernán Lakota; Pablo Arburúa de Somos; concejales de los tres bloques de Unidad Ciudadana, Natalia Gradaschi, Leandro Decuzzi, Héctor Montero, Jorge García, Luciana Augustavicius, Gustavo Magnaghi, Mariano García, Mayra Benítez Daporta; Karina Nazabal; Roberto Crovella; entre otros.

Noticias más leídas
1
“Díaz Pérez ya cumplió su ciclo”
2
EL VOTO MASSISTA, EL KARMA DEL KIRCHNERISMO
3
Vecinos piden clausura definitiva y traslado de fábrica en Valentín Alsina
4
BULLRICH - CRISTINA, SE PROFUNDIZA LA POLARIZACIÓN
5
Lanús abre su primera Clínica Veterinaria Municipal