14/11/2018
03/05/2018 - 08.05hs - Deportes

“Los clubes de barrio seguimos complicados para afrontar aumentos”

Están a la espera de la reglamentación de la ley nacional de clubes que les brindaría una tarifa social y de tener en Lanús una ordenanza que les permita mejorar la infraestructura.

“Cada vez que hay un aumento de tarifas los clubes lo sienten y tienen dificultades, la realidad es que estamos igual que en el principio, esperando que se poda resolver y con los medios que cada uno tenga para afrontarlo. La realidad sigue siendo complicada como el primer día”, resumió el presidente de la Unión de Clubes de Barrio de Lanús (UCBL), Martín Sabio, en el programa Tarde o Temprano (AM 1470).

Como presidente del club Social y Deportivo Olimpo describió que “a principios de 2016 pagábamos 1200 pesos bimestrales, hoy pagamos 12 mil pesos mensuales”.  Y aclaró que desde la secretaría de Deportes de Lanús les acercaron algunas luces Led para disminuir el consumo pero que “aun con las luces led pagamos 12 mil pesos por mes, tenemos dos canchas y dos entradas. Esta es nuestra situación y realidad complicada, otros clubes pagan 25 mil pesos de luz, no lo pueden afrontar y a veces toman decisiones drásticas. Hay que tratar de resolver estas cosas, estamos en un impass y no hay llegada directa a estas situaciones”, agregó.

Entonces, se refirió a los subsidios que otorga Nación y disparó: “Nunca se concretaron, hay un subsidio de la secretaria de Deportes de la Nación por una devolución del 40 por ciento en luz, gas y agua pero para eso hay que inscribirse en el registro nacional de clubes de barrio donde te piden un número de expediente, muchos papeles, llevar la boleta que pagaste, lo que genera un obstáculo grande porque primero tenés que pagarla”.

En el mismo sentido, Sabio dijo que “hoy por hoy algunos clubes de Lanús creo que tuvieron la suerte de obtener esa pequeña cobertura pero está todo parado esperando que se active. Nosotros siempre trabajamos para que nos lleguen los beneficios y no tenemos la suerte. Es muy complicado adquirir este subsidio, se hace difícil”.

Después- aclaró- “hubo una iniciativa de la Municipalidad que cubría una parte del gasto, eso se hizo durante un mes y estaba programado para hacerse en el segundo semestre del año pasado y tampoco se consiguió, no siguió”.

El dirigente de los clubes barriales subrayó que además de la imposibilidad de pagar los servicios, las instituciones tienen grandes deficiencias en infraestructura por eso rescató la ordenanza que presentaron en 2016 (que no avanzó) para crear un fondo común que salga del 4 por ciento de la tasa municipal y destinarlo a eso.

“Fuimos una de las primera filiales que ayudamos a la presentación de la ordenanza, tuvimos una reunión de presupuesto participativo con el intendente, se la entregamos y quedamos esperando la resolución. Los Municipios de Avellaneda y Escobar lo aplicaron y ya gozan de esa ventaja, nosotros esperamos con el diálogo abierto la posibilidad de tenerla porque representaría una solución muy importante para los clubes de Lanús”, manifestó.

Y reforzó que la idea es resolver el tema de infraestructura  y que todavía esperan “la llegada de la Ley nacional de Clubes de Barrio (Ley 27098, sancionada en 2014) donde está contemplada la tarifa social, que si bien no es un porcentaje importante pero sería un paliativo para las tarifas”.

Al respecto, celebró que el Concejo Deliberante local haya adherido a la misma para trabajar en el derecho a la propiedad de los clubes que tengan sede construida en terrenos fiscales: “Estamos en manos del poder político, celebramos la adhesión pero nuestra única política son los clubes y los chicos”.

Sobre las mejoras edilicias, Sabio habló sobre el programa Volver al Club del Municipio y declaró: “Varios clubes recibieron ese beneficio, siempre valoramos esa iniciativa de la Municipalidad porque nos parece el camino correcto pero el abanico de clubes en Lanús es muy amplio y si bien lo valoramos también fuimos críticos que nunca fue suficiente, no alcanzó teniendo el tiempo necesario para haberlo cubierto, son formas de gestionar y encarar las mejoras. Los que las tienen las están disfrutando y los que no, las están esperando”.

Además, contó que los clubes deben hacer frente a otra problemática que es la baja en la recaudación de la cuota: “En los últimos dos años los padres nos dicen que no pueden pagar, hay atrasos, nosotros tenemos que afrontar gastos federativos, muchos gastos detrás, dependemos de la posibilidad de ese pago”.

Por eso, apuntó a la función social de las instituciones barriales: “El club de barrio es el segundo hogar para los chicos, donde encuentran contención, después de la escuela el club viene a ser el lugar de mayor contención para ellos, encuentran su lugar para estar, educarse, desarrollarse, crear amistades. También damos soporte a la familia y a los padres, muchos se quedan sin trabajo y no pueden pagar el arancel, a nosotros un papá nos lo pagó con lamparitas led”.

Así como son un “sostén a la sociedad y a cada persona, sentimos que nuestra función es cada día más importante y tratamos de sostenerla y defenderla a capa y espada”, terminó.  

Noticias más leídas
1
“Díaz Pérez ya cumplió su ciclo”
2
EL VOTO MASSISTA, EL KARMA DEL KIRCHNERISMO
3
BULLRICH - CRISTINA, SE PROFUNDIZA LA POLARIZACIÓN
4
Vecinos piden clausura definitiva y traslado de fábrica en Valentín Alsina
5
Díaz Pérez: “En mi gestión se hicieron obras gigantes"