21/10/2018
05/02/2018 - 08.25hs - Política

En Lanús, Boudou aclaró: “Nadie puede despreciar a otro, hay que acumular para tener un proyecto de Patria”

El ex funcionario dijo que trabajará para que no existan “presos políticos de ningún signo” en Argentina.

El ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, recorrió el sábado pasado junto a los concejales de Unidad Ciudadana Lanús Edgardo Depetri, Natalia Gradaschi y Leandro Decuzzi las mesas que juntaron firmas contra la reforma previsional. Más tarde visitó la unidad básica de villa Esperanza en Remedios de Escalada. Allí, dialogó con Lanús Hoy sobre política, economía, reforma previsional y Justicia.

-¿Qué opina sobre la reforma previsional?

Claramente es una reforma que va en contra de los jubilados y jubiladas, no solo van a tener menos aumentos sino que hay jubilaciones de primera y de segunda. El plan de inclusión jubilatoria que nosotros pusimos en marcha en 2006/2007 tenía como objetivos centrales incluir a la mujer- no fue solo política previsional sino de género- el 80 por ciento de quienes ingresaron a la moratoria fueron mujeres, es el reconocimiento de nuestro espacio a las mujeres que llevan a delante trabajos que a veces el mercado no remunera y tienen importancia grande. El Gobierno ha desandado ese camino y  anulado la moratoria y ahora va a haber jubiladas de segunda que van a cobrar menos además de tener menos aumentos.

El otro punto sobre el sistema jubilatorio es que cuando asumió Néstor Kirchner era alrededor del 4 por ciento del PBI lo que tenía las jubiladas y jubilados, cuando terminamos en 2015 llegaba al 10-12 por ciento del PBI. El Fondo Monetario obliga al Gobierno a que vuelva a bajar y el Gobierno gustoso acepta y esperan tres años para que con la reforma vuelva a ser el 5 por ciento menos del PBI, creo que es un ataque directo a los jubilados.

-¿Y del accionar de los espacios políticos contra esa reforma?

Pienso que hay una repuesta masiva en el acompañamiento en la calle a la juntada de firmas, me parece muy importante la iniciativa, también es importante cómo se llevará adelante porque estas firmas serán para todos los legisladores que votaron en contra, importante cómo una sociedad reconoce a sus adultos mayores como dice el Papa, es una gran acción política y militante. La semana pasada recorrí Dock Sud, ahora Lanús y veo una gran respuesta de todas las vecinos y vecinos. Es un punto para marcar una unidad de la oposición hacia adelante.

-¿Qué análisis hace la política económica del Gobierno?

Hay dos cosas que caracterizan hoy a la economía argentina, una que es una olla a presión donde el tipo de cambio está desfasado, es bajo, el endeudamiento es cada vez más alto, los plazos a los que se toman deuda son cada vez más cortos, hasta ahora estaban las Lebac que superaban la base monetaria, con la incorporaron de las Leliq -que son una nueva toma solo con los Bancos- va agravando más la situación de mediano plazo porque Argentina se hace vulnerable a cualquier movimiento de tasa internacional o de capital internacional. La vulnerabilidad es cada vez más fuerte en nuestra economía.

Esta olla a presión es cada vez más grande con el déficit fiscal así como la aspiradora de dólares del déficit comercial es muy amplia, todas estas variables van en contra del consumo interno y de la producción interna. En Argentina no va a haber inversión productiva sino solo especulativa con este modelo económico. Un detalle, en la cárcel las manzanas son chilenas, ahí se ve el cuidado que tiene este Gobierno de los productores argentinos y por ende de los trabajadores.

-¿Considera que todo lo que describió repercutirá en el resultado electoral de 2019?

Quiero creer que la población está tomando conciencia, hoy los sueldos han subido mucho menos que las tarifas entonces la gran mayoría de la población acomoda gastos de comida, baja gastos de indumentaria, de vacaciones, de obra social o prepaga, esto está llegando a un límite que es que los servicios públicos ocupan una porción muy grande del ingreso más el alquiler, más expensas, esto es un gasto inflexible. Cuando alegremente se dice que la población tiene que aprender, lo cierto es que no va a poder sin vivienda, sin electricidad, está aprendiendo a vivir con menos comida. Creo que vamos en un camino muy dañino y que esto va a permitir que la propuesta de la oposición en 2019 tenga mayor receptividad más allá de cualquier cerco mediático.

-¿Qué necesita la oposición para alcanzar un amplio espacio y qué rol avizora para Cristina Fernández?

El rol de Cristina es preponderante, es el principal liderazgo y quien ilumina todas las propuestas a favor de la patria, después hay matices pero lo importante es que seamos capaces de interpretar que lo que necesita Argentina  es cambiar el rumbo, salir de este régimen para pocos -solo para las clases más altas- y volver a tener un Gobierno de inclusión que, es cierto faltaron muchas cosas, pero el camino era el correcto. Sacaron las netbook del colegio y hoy echaron 1600 personas de ANSES, estas cosas no se dicen. Por otro lado se aplaude la vuelta al gatillo fácil como si un asesinato por la espalda fuera algo positivo para Argentina y la verdad creo que es un mensaje muy feo.

-El diputado Agustín Rossi les dijo a los que ponen como límite a Cristina que no piensan en construir una oposición ni ganarle a Mauricio Macri, ¿qué agregaría?

Pareciera que hay varios actores de la política que se manifestaron en ese sentido, pero creo que de verdad para lograr la unidad necesitamos dejar de discutir personas y discutir programas. Porque le baja mucho la vara a la discusión política, la política no es fotos ni reuniones, la política es las medidas que un espacio debe tomar. La pregunta es si estas a favor del consumo interno, de la protección a la industria nacional, de tener una política exterior acorde a los intereses del país y no de EEUU o de Europa, estas debieran ser el tipo de preguntas y ahí sí se puede armar unidad pero mientras se discutan nombres me parece que es una pérdida de tiempo que le hace mal al conjunto de país.

-Estuvo de recorrida en Avellaneda, en el PJ en La Plata, ¿piensa ser candidato en 2019?

No, creo que lo importante es que las candidaturas deberían ser consecuencias de la acción política, de la militancia de base como la que vimos en Lanús con 60 mesas un sábado con muchos militantes juntando firmas contra la reforma previsional, eso habla de la patria y por el otro lado hay que trabajar mucho en la difusión de lo que pasa con la economía, con la posición de Argentina en el mundo y generar nuevas ideas para las medidas de Gobierno que sin duda vendrán para 2019 cuando tengamos un Gobierno de nuestro espacio. La labor hoy va por ese lado no por candidaturas. Para 2019 hay mucho tiempo.

-En esa amplia construcción, ¿qué lugar ocupará Patria Para Todos?

Es parte de un peronismo que se reconoce frentista. El peronismo siempre tuvo vocación frentista, el peronismo representa todas las cuestiones de libertad, justicia y soberanía para una patria libre, justa y soberana y todos los que estamos de acuerdo con eso desde distintos espacios queremos abonar a esa construcción que no tiene que ver con nombres sino con un programa.  Algunos que se dicen peronistas no quieren una patria libre, justa y soberana, me parece que ahí tiene que estar la discusión y no en otro lado. Creo que nadie puede sacar de la cancha ni despreciar a nadie, lo que es necesario es acumular para que haya un proyecto de patria y no un país que hace de comparsa de los empresarios y de EEUU.

-Y dentro de ese proyecto, ¿el Frente Renovador estará incluido?

No es una pregunta para mí, sino para el Frente Renovador. Hay dirigentes muy importantes en todas las fuerzas. Lo importante es el programa.

-¿Qué valoración tiene del accionar de la Justicia?

No me gusta llamarla Justicia sino Poder Judicial, gran parte de él está alineado con intereses trasnacionales de los más poderosos, es un Poder Judicial que se le cayó la venda y está del lado de los que más tienen. Está claro que hay una persecución política sobre mujeres y hombres del campo popular y además para validar esto lo estamos viendo en Brasil, en otros países de la región y eso le da más entidad al reclamo que tiene que volver el estado de derecho en nuestro país para la democracia argentina. Es muy doloroso que haya presos sin condena. No me gusta ponerle nombres porque mientras haya uno solo está mal por eso digo salí pero no tengo nada que festejar. Tengo que trabajar y militar para que no haya ningún preso político de ningún signo en argentina. Además no solo de política sino en general el 70 por ciento de los presos en Ezeiza no tienen condena por distintos presuntos delitos.

Noticias más leídas
1
“Díaz Pérez ya cumplió su ciclo”
2
EL VOTO MASSISTA, EL KARMA DEL KIRCHNERISMO
3
BULLRICH - CRISTINA, SE PROFUNDIZA LA POLARIZACIÓN
4
Vecinos piden clausura definitiva y traslado de fábrica en Valentín Alsina
5
Díaz Pérez: “En mi gestión se hicieron obras gigantes"