11/12/2017
30/10/2017 - 07.35hs - Sociedad

Referentes de Latinoamérica disertaron sobre inclusión universitaria: “Las barreras están en los entornos, pero también están en la actitud”

"Los Estados manifiestan su voluntad política para respetar los derechos de las personas con discapacidad al ratificar la Convención de las Personas con Discapacidad y promulgar un protocolo facultativo. Sin embargo, estos protocolos son antiguos, fragmentados y no se destinan los recursos necesarios para implementar y fiscalizar las transformaciones que se señalan en esta convención y las leyes que de ella se derivan. Esta situación es una clara confrontación de los derechos de las personas con discapacidad y en muchos países la defensoría de las minorías forma parte de los mismos estados, por lo que hace muy difícil su denuncia por parte de los grupos más excluidos. Esta realidad está ratificada en los informes que el Comité de las Naciones Unidas ha realizado en cada país en esta materia”, se explicitó en las conclusiones elaboradas por referentes de 10 países de la región y expuestas ayer durante el panel de cierre celebrado en la Universidad Nacional de Lanús.

Asimismo, se destacó que “las políticas universitarias sobre inclusión educativa en algunos países de la región son insuficientes y desarticuladas. Algunos países poseen políticas universitarias sobre inclusión educativa para personas con discapacidad elaboradas por las propias comunidades universitarias; en otras instituciones poseen estas normativas, pero son poco explícitas; y en otras simplemente no poseen políticas al respecto. Todas las normativas, señalan los expositores, tienen como referente a la convención y esta normativa es un medio para impulsar los cambios para una sociedad accesible para todos, pero no es la finalidad. Además destacan que en todos los países no existen datos exactos de la cantidad de estudiantes con discapacidad en la educación superior. Pero en varias universidades hay interés en generar espacios, comités o unidades a cargo de promover procesos de educativa inclusiva en este nivel. Finalmente, explicitan que la generación de conocimiento en torno a la educación inclusiva para estudiantes con discapacidad es escasa y los recursos para ello son insuficientes”.

Por último, se marcó que “las barreras están en los entornos, pero también están en la actitud. El trabajo interdisciplinario y transdisciplinar permite analizar los consensos en los cuales las comunidades se interrelacionan para avanzar en la construcción de espacios más democráticos, porque son esos entornos los que construyen y facilitan que todos se sientan incluidos o excluidos”.

Noticias más leídas
1
“Díaz Pérez ya cumplió su ciclo”
2
EL VOTO MASSISTA, EL KARMA DEL KIRCHNERISMO
3
BULLRICH - CRISTINA, SE PROFUNDIZA LA POLARIZACIÓN
4
Vecinos piden clausura definitiva y traslado de fábrica en Valentín Alsina
5
Lavandeira asume hoy como titular de Anses Lanús